Con anterioridad a los progresos de la química descriptiva y de los grandes avances de la óptica, se solía clasificar a los minerales con base a criterios puramente físicos; el hombre para aquél entonces sólo disponía de la vista como instrumento de registro. Teofrasto (372-287 a.C.), discípulo de Aristóteles, elaboró la primera sistemática cualitativa de la que conocemos en tiempos históricos; sin embargo, no fue sino hasta el desarrollo posterior de la química cuando se realizó la primera clasificación en función de la composición de las especies minerales, y correspondió de este modo al químico y mineralogista sueco, Axel Cronstedt (1722-1765), presentarla por vez primera. En 1837, el geólogo estadounidense James Dana, argumentó en su obra A system of mineralogy que no pocas veces los criterios que obedecían exclusivamente a composiciones fallaban para algunos minerales y que, en todo caso, se debería considerar su estructura interna. Propuso así, una clasificación según criterios más modernos, es decir, atendiendo a la estructura y a la composición química. Existen actualmente, en la literatura mineralógica aproximadamente entre 2000 y 3000 tipos de minerales distintos y aproximadamente una media de 20-30 nuevos minerales cada año, mientras que un reducido número es eliminado de esta lista después de exámenes más rigurosos. Un número tan elevado de especies, que suponen unos 14.000 nombres debido a la existencia antiguos y comerciales, hacen inevitable la necesidad de una clasificación, es decir de una catalogación de forma orgánica en base a un principio fijo. Este principio puede establecerse a partir de diversos criterios y, en efecto, durante los dos últimos siglos se han propuesto distintas clasificaciones que pueden reagruparse, a fines didácticos, en los tipo químico, físico, genético, estructural y cristaloquímico. La clasificación moderna de los minerales se basa en los principios cristaloquímicos que consideran los indicios más importantes de las especies minerales: la composición química y la estructura cristalina.

De acuerdo a esto podemos presentar una clasificación para los minerales presentes en Venezuela según las clases o grupos representativos como se indica a continuación:

Elementos nativos o sustancias simples

Además de los metales nativos, semimetales y no metales, a esta clase pertenecen condicionalmente los nitruros, carburos, y fosfuros poco difundidos. Si se excluyen los gases libres atmosféricos, sólo veinte elementos se encuentran en estado nativo en la naturaleza.

Metales

Oro [Au]

Plata [Ag]

Cobre [Cu]

No metales

Diamante [C]

Grafito [C]

Sulfuros y Seleniuros, Telururos, Arseniuros, Antimoniuros y Bismuturos.

Una parte importante de los sulfuros son minerales de interés económico. Están formados siempre por la combinación del azufre con uno o más metales. Comprenden un conjunto de unas 300 especies minerales.

Sulfuros

Galena [PbS]

Antimonita [Sb2S3]

Blenda [ZnS]

Cinabrio [HgS]

Halogenuros o Haluros

Comprenden además, cloruros, fluoruros, bromuros y yoduros, así como oxihaluros e hidrohaluros. Constituyen un grupo de unas 100 especies minerales.

Los haluros constituyen una clase mineral caracterizada por por formar sólidos compuestos por aniones relativamente grandes (Cl, Br, F, I) y débilmente polarizados. Son las estructuras de mayor simetría posible.

Halita [NaCl]

Óxidos e Hidróxidos

Los óxidos e hidróxidos son minerales en los que el oxígeno forma enlaces con los metales: sólo oxígeno en el caso de los óxidos, y oxígeno con hidrógeno (OH-) en los hidróxidos. Comprenden unos 250 minerales:

Óxidos

Arenas [SiO2]

Casiterita [SnO2

Cromita [Fe,Mg(Cr2O4)]

Cuarzo [SiO2]

Hematita [Fe2O3]

Ilmenita [FeTiO3]

Pirolusita [MnO2]

Hidróxidos

Bauxita [FeAl2(PO4)2(OH)2. 6H2O]

Nitratos, Carbonatos y Boratos

Este grupo tiene un grupo aniónico formado por tres oxígenos en coordinación triangular con C, N o B. El átomo de C, N o B se sitúa dentro del triángulo y los del oxígeno se sitúan en los tres vértices. Constituyen un grupo de 200 minerales.

Calcita [CaCO3]

Caliza [CaCO3]

Sulfatos

Los sulfatos tienen un grupo aniónico de azufre y cuatro oxígenos. La coordinación es tetraédrica. Comprende además de cromatos, molibdatos y volframatos. Comprenden unas 200 especies minerales.

Baritina [BaSO4]

Yeso [CaSO4.2H2O]

Fosfatos, Arseniatos y Vanadatos

La clase de los fosfatos se suele dividir en anhidros, fosfatos con grupos OH- o haluros y, por último, fosfatos hidratados; de esta segunda clase, el apatito es el mineral más representativo y abundante. Forma parte de los minerales accesorios en los filones pegmatíticos. Constituyen unos 350 minerales.

Apatito [Ca5(F, Cl)/(PO4)]

Silicatos

Es la clase mineral más importante en geología, puesto que está presente en más del 90% de las rocas de la corteza y manto terrestre. Prácticamente en todos los estudios petrológicos aparecen fases donde intervienen los silicatos. El grupo está constituido por alumosilicatos, borosilicatos, titanosilicatos y berilosilicatos. Comprenden unos 500 minerales.

Filosilicatos

Arcillas

Bentonita [Al2(OH)2(Si4O10)]

Caolín [Al4(OH8)/Si4O10]

Cianita [Al[6](O/SiO4)]

Garnierita [(Ni,Mg)6(OH)8/Si4O14]

Moscovita [KAl2(OH,F)2/AlSi3O10]

Talco [Mg3(OH)2/Si4O10]

| Página Principal de Minerales | Código Geológico de Venezuela |
| Enviar Comentarios
|

© PDVSA-Intevep, 1997