SERPENTINA
(ASBESTO, AMIANTO)

Etimología:

Palabra derivada del latín serpens, serpiente, por la semejanza entre algunos ejemplares y el dibujo de la piel de serpiente.

Fórmula química:

Mg6[(OH)8/Si4O10]


Propiedades físicas:

Sistema: Monoclínico. Hábito: generalmente granulado, masivo, fibroso y filiforme. Dureza: antigorita 3 - 3,5; crisotilo 2 - 3. Peso específico: antigorita 2,55 - 2,58; crisotilo de 2,36 - 2,50. Color: Blanco, verde en todas las tonalidades, amarillo. Raya: blanca. Brillo: craso a sedoso. Exfoliación: no reconocible a causa de su configuración. Fractura: concoidea a fibrosa. Tenacidad: Blando.

El Asbesto es un anfíbol inosilicato de cadena doble del grupo de la actinolita. Está compuesto de sílice, magnesio, hierro y calcio. Aparece en formas alargadas fibrosas, de la singonía monoclínica, es verdoso y flexible.

Descripción:

El Asbesto es un mineral incombustible, de estructura fibrosa, muy resistente al calor, a la electricidad, a la acción de los agentes químicos, a la abrasión, etc, y sus fibras, suaves como la seda, pueden ser tejidas o juntadas por presión con gran facilidad. Estas propiedades hacen que este mineral tenga múltiples usos industriales y una extraordinaria importancia en la manufactura de implementos de guerra.

Origen:

El Amianto es producto de la recristalización de la Serpentina bajo efectos de acción hidrotermal. Se forma a partir del olivino como resultado de la influencia de las soluciones hidrotermales sobre rocas ultrabásicas, tales como peridotitas y dunitas.

Antecedentes en Venezuela:

En nuestro país, las primeras exploraciones que se hicieron para determinar la existencia de Asbesto o Amianto se efectuaron en 1936 y condujeron al descubrimiento de la cuenca amiantífera de Tinaquillo, Estado Cojedes. Dichas exploraciones comprobaron la abundancia, buena calidad de la fibra y excelentes condiciones de explotabilidad comercial, cualidades éstas que atrajeron la atención de los inversionistas extranjeros dedicados a la explotación de este mineral.

La producción venezolana de Asbesto comenzó en 1946, con la explotación de la mina El Tigre. El tipo de Asbesto que se produjo en el país era el denominado "crisotilo", variedad que constituia el 90% de la producción mundial. Aun cuando en Tinaquillo se explotaba la fibra cruda larga, las que predominaban era la corta y la mediana, de un cuarto y media pulgada de largo. La mayor parte de la producción se destinaba a la exportación, y en el país se utilizaba aproximadamente el 30% de la producción.

Localización:

Aún cuando una serie de cuerpos ultrabásicos serpentinizados han sido delimitados y estudiados en Venezuela Septentrional, específicamente en Falcón, Yaracuy, Cojedes, Aragua y Nueva Esparta, tan sólo en el Estado Cojedes se han ubicado depósitos comerciales de Asbesto. Los depósitos se asocian con una gran intrusión tabular de peridotita ubicada a unos 12 Km al noreste de la ciudad de Tinaquillo, Distrito Falcón, Estado Cojedes. La peridotita está en contacto al sur con gneises hornabléndicos del Complejo El Tinaco, y hacia el norte y oeste en contacto de falla con filitas grafitosas y calizas de la Formación Las Mercedes. A lo largo de esta gran falla llamada Corrimiento de Manrique, se observan varias zonas en las cuales la peridotita ha sido en gran parte alterada a serpentinita con abundante mineralización de asbasto tipo crisotilo. Hacia el este la peridotita desaparece bajo los aluviones.

La serpentinización fue producida por procesos hidrotermales relacionados con las numerosas fallas y diaclasas existentes particularmente en los contactos de la masa peridotítica con rocas básicas de tipo gabroide, presentes dentro de ella, los cuales han sido considerados por Mackenzie (1966) en RODRIGUEZ (1986) como un pseudogabro correspondiente a inclusiones remanentes de la roca caja, alteradas por metamorfismo de contacto.

Las principales áreas mostrando mineralización de Asbesto se localizan en los sitios denominados Montañita, El Tigre, Casupo, El Zamuro y Las Mercedes . Como consecuencia de los estudios detallados efectuados po el Ministerio de Energía y Minas, se llegó a la conclusión de que las únicas áreas con posibles depósitos comerciales de Asbesto son las de E Tigre y Montañita. Los sondeos ejecutados en El Tigre descartaron sus posibilidades comerciales, debido al reducido tonelaje de la mena y a su baja calidad. Con relación a Montañita, se evaluaron cerca de 15x105 toneladas métricas de roca asbestífera. Se ha estimado que la mayoría de los mantos consisten de fibra de grado de trituración de 2 a 4 mm. En La Montañita se han encontrado considerables cantidades de fibra cruda de grano 1 a 2.

La producción venezolana de Asbesto comenzó con la apertura de la mina El Tigre, por parte de la Compañía C.A.M.A.T., la cual tuvo una producción acumulada de 1079 tm de fibra hasta el año de 1953 cuando cesó de operar. Posteriormente la empresa AMVECO reanudó la explotación de las minas, produciendo entre 1954 y 1961 un total de 32711 tm de mena, paralizando sus labores por problemas técnicos.

Aplicación:

La utilización del Asbesto o Amianto se remonta a los tiempos prehistóricos, donde el Amianto se usaba en la cremación de cadáveres, con objeto de conservar las cenizas. El Asbesto se utiliza en la elaboración de tejidos incombustibles, cierre de junturas (especialmente en las estufas de coque), placas de Asbesto, aislantes de termotecnia y electrotecnia, en la fabricación de frenos y embragues para automóviles, vestidos y guantes a prueba de fuegos, empacaduras para vapor, etc.

Asociaciones:

Crisotilo (Si2O9Mg3H4), hornblenda ferrífera de tipo crocidolítico (Amosita) y la hornblenda tremolítica. [NaCa2(Mg,Fe,Al)3(Si,Al)8O22(OH)2]

Referencias:

BALESTRINI, C. (1959) Economía Minera y Petrolera. Universidad Central de Venezuela. 366 p.

GOLD G, G, & J JUBANY CASANOVAS. Atlas de mineralogía. s.l., Colección de ATLAS DE CIENCIAS, EDIBOOK, SA, 94 p.

HOCHLEITNER, R.(1997). Gran guía de la naturaleza Minerales y Cristales. Madrid. Edit. Everest S.A. 255 p.

KLOCKMANN, F & P. RAMDOHR.(1955) Tratado de Mineralogía, Barcelona. Edit. Gustavo Gili S.A. 716 p.

MILOVSKI A, V & O. V. KÓNONOV. (1982). Mineralogía. Moscú, MIR. 319 p.

RODRIGUEZ, S. (1986). Recursos Minerales de Venezuela. Boletín del Ministerio de Energía y Minas. 17(25). Caracas, 215 p.

| Página Principal de Minerales | Listado de Minerales |
| Código Geológico de Venezuela | Enviar Comentarios
|

© PDVSA-Intevep, 1997