EL CARMEN, Formación

VALIDO

MESOZOICO

Estado Aragua

Referencia original: R. Shagam, 1960, P. 605.

Consideraciones históricas: Con este nombre Shagam (1960) describió a un conjunto de metalavas básicas estratificadas con rocas sedimentarias metavolcánicas que suprayacen a la Formación El Chino en el Estado Aragua. Sieders (1965) mencionó la importancia de reconocer esta unidad en Miranda central por la escasez de metalavas.

Oxburgh (1965) y Koningsmark (1965) identificaron metalavas en la unidad (15%) en Carabobo oriental y Guárico septentrional. Piburn (1968) reestudió el área tipo.

Localidad tipo: Hacienda El Carmen, Estado Aragua.

Extensión geográfica: Estados Aragua, Guárico y Carabobo.

Descripción litológica: Shagam (1960) describió las lavas como basaltos espilíticos típicos con fenocristales augíticos, que constituyen cerca del 30% de la formación. Las rocas sedimentarias asociadas son meta-tobas de textura variable entre afanítica y de grano grueso. Las metalavas son rocas verde-azuladas, sub-macizas a esquitosas, con grandes fonocristales augíticos de color verde aceituna, albita (20%), clorita (30%), actinolita (10%) y plagiocasa sausuritizada. Piburn (1968) describió metalava piroxenítica (45%) con fenocristales de clinopiroxeno que varían de frescos y euhedrales a intensamente triturados y alterados, en una matriz de actinolita, glaucofano, albita, clorita, pumpellyita y sericita; conglomerados volcánicos monolíticos (20%), reconocibles sólo en los afloramientos frescos ya que su composición es idéntica a la de metalavas, y tobas líticas cristalinas (30%), intercaladas con las metalavas.

Espesor: Piburn (1968) estimó unos 1.200 metros de espesor para la sección.

Contactos: Transicional sobre la Formación El Chino y por debajo de la Formación Santa Isabel.

Edad: Mesozoico.

Correlación: Véase: VILLA DE CURA, Grupo.

VILLA DE CURA, Grupo

VALIDO

MESOZOICO

Estado Aragua

Referencia original: S. E. Aguerrevere y Zuloaga, 1937-a, p. 17.

Aguerrevere y Zuloaga (1937-a, b), introdujeron el nombre Serie de Villa de Cura para designar una asociación compleja de rocas, bien expuestas en las cercanías de Villa de Cura, Estado Aragua. Posteriormenœ los mismos autores (1938-a, b) las consideraron como grupo, integrado por dos formaciones: Charallave, que incluía al conglomerado del mismo nombre, considerado entonces como "conglomerado basal", y la Formación Villa de Cura; este Grupo Villa de Cura abarcaba un conjunto de rocas de edad variable desde el Cretáceo Medio haste el Paleoceno (representado por el morro de San Juan).

Smith (1952) colocó al conglomerado de Charallave en el Grupo Caracas y redescribió gran parte de la Formación Villa de Cura de Aguerrevere y Zuloaga con el nombre de Formación Paracotos.

Shagam (1960) modificó el sentido del término Grupo Villa de Cura para incluir una secuencia de rocas metavolcánicas y metasedimentarias; dividió al grupo en cuatro formaciones (en orden ascendente): El Caño, El Chino, El Carmen y Santa Isabel.

Koningsmark (1965), Oxburg (1965), Feo Codecido (1962) y Seiders (1965) aplicaron la nomenclatura propuesta por Shagam, para designar rocas idénticas expuestas en Guárico septentrional, Aragua, Carabobo oriental y Miranda central, respectivamente. Sin embargo, Seiders (1965) propuso una secuencia estratigráfica invertida de las formaciones del grupo y postuló a la Formación Santa Isabel como la unidad más antigua, aunque señaló la posibilidad de que ésto sea restringido a Miranda central.

Las principales discrepancias de opinión con respecto al Grupo Villa de Cura se relacionan con su edad y posición estratigráfica. Shagam (1960) y Koningsmark (1965) consideraron al grupo como unidad autóctona, más joven que el Grupo Caracas. Según Oxburgh (1965), la unidad es autóctona y representa parte del basamento pre-Cretáceo. Menéndez (1965) consideró la unidad como alóctona, proveniente del norte y que alcanzó su posición actual por deslizamiento gravitacional durante el Maestrichtiense-Paleoceno. En 1966, el mismo autor postuló una cdad Cretáceo Superior pare el grupo. Seiders (1965) y Jarvis (1966) presentaron evidencias adicionales en favor de esta hipótesis. Bell (1968) señaló algunas evidencias adicionales de desplazamiento del Grupo Villa de Cura.

Piburn (1968) efectuó un estudio detallado del grupo y estableció cinco zonas, definidas a base de la distribución de las fases de prehnita, lawsonita y anfíbol sódico, paralelas a los límites estratigráficos observados a lo largo de 100 kilómetros según el rumbo. Las zonas demarcan unidades litológicas de composición diferente y sus límites coinciden con variaciones litológicas importantes, tales como contactos formacionales. Piburn sugirió que el Grupo Villa de Cura y la Formación volcánica de Tiara se acumularon sobre el Grupo Caracas, y son más antiguos que cualquier otra unidad posterior al Grupo Caracas, lo cual concuerda con la edad mínima de 100 millones de años determinada en la Formación Tiara. Esta observación se ajusta con la idea de una cuenca móvil hacia el sur.

El Comité de Redacción del Léxico considera necesario sugerir la conveniencia de incluir dentro del Grupo Villa de Cura a la Formación Tiara, a fin de facilitar las labores de geología de superficie, en la región donde afloran ambas unidades.

No se ha definido localidad tipo específica para el grupo, aunque sí para las unidades que lo componen. El grupo es un bloque de rocas metamórficas que se extiende por más de 250 kilómetros de longitud y más de 28 kilómetros de anchura. Abarca desde Miranda hasta Carabobo, y constituye gran parte de la Serranía del Interior en Venezuela norte-central.

El Grupo Villa de Cura se compone de rocas metavolcánicas y metasedimentarias de grano fino y se ha dividido en cuatro unidades. Las tres formaciones inferiores son divisiones de un mismo episodio volcánico. La litología parece variar marcadamente entre la Formación El Carmen y los esquistos de Santa Isabel. La Formación El Caño, unidad basal, consiste de metatobas afaníticas finamente laminadas, con cantidades menores de lavas básicas y andesíticas. La Formación El Chino consiste de metatobas estratificadas de grano fino, con cantidades menores de basaltos espilíticos, meta-ftanitas, filitas grafíticas, esquistos cuarzo-albíticos y granulitas cuarzoalbíticas. La Formación El Carmen representa una serie espesa de basaltos espilíticos, con fenocristales de augita verde, intercalados con algunas metatobas. La Formación Santa Isabel, la más joven, consiste principalmente de esquistos cloríticos, interestratificados con granulitas cuarzo-albíticas y cantidades menores de lavas y ftanitas. Piburn (1968) describió petrológicamente las unidades, cuyas litologías resaltantes son: para la Formación El Caño, metatoba máfica laminada, Formación El Chino, tobas cristalinas gradadas y bien estratificadas; Formación El Carmen, abundantes metalavas ricas en piroxeno; Formación Santa Isabel, rocas cuarzo-albíticas de textura granoblástica, caracterizadas por la escasez de metavolcánicas máficas.

Shagam (1960) indicó que las rocas del grupo parecen haber sufrido metamorfismo regional de bajo grado que no sobrepasó la facies albita-epidoto-anfibolita. Seiders (1965) opinó igualmente, pero basó su interpretación en las relaciones de pumpellyita, lawsonita y epidoto, para indicar un metamorfismo más alto en la unidad que Shagam consideró como más joven. Piburn (1968) consideró que la zonación descrita por Seiders es esencialmente correcta, pero controlada por la composición original, y que toda la sección de Miranda central tendría el mismo grado metamórfico; la sección de Aragua central, más completa, es normal y el grado metamórfico aumenta con la profundidad. Este autor analizó a fondo el problema de la composición original, la influencia de los volátiles y las relaciones similares. Su espesor fue estimado por Shagam (1960) en 3.000 a 6.000 metros. Piburn (1968) consideró necesario añadir 4.000 metros de la Formación Santa Isabel. expuesta al sur de la falla de La Puerta, para un total de 10.000 metros.

Tanto al norte como al sur del Grupo Villa de Cura, se presentan fallas que lo separan de las formaciones Paracotos y Guárico respectivamente. El carácter alóctono atribuido a la unidad postula su contacto suprayacente de falla con formaciones de edades que se extienden desde el Cretáceo haste el Paleoceno. Localmente, el grupo está cubierto por la Formación Tiara, la Formación Escorzonera y la Formación Guárico (Miembro Morro del Faro). Piburn (1968) postuló su edad como posterior a la del Grupo Caracas, pero anterior a la edad atribuida a las rocas post-Grupo Caracas (Cretáceo Medio?), lo cual coincide con la opinión de Shagam y otros. Menéndez (1966) correlacionó al grupo con la Formación Tiramuto. Piburn (1968) mencionó la posible equivalencia entre las metalavas de Siquisique y la Formación El Carmen del Grupo Villa de Cura. Por desconocerse la posición estratigráfica y geográfica originales del grupo, cualquier correlación postulada es provisional.

Véanse: EL CAÑO, Formación; EL CARMEN, Formación; EL CHINO, Formación; SANTA ISABEL, Formación; TIARA, Formación.